Usos - ALOE VERA TORROX

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Áloe vera
Cómo utilizar la hoja de Áloe Vera en casa

                                                                                                                                          
Hoja completa: Su uso es recomendado para el dolor, esguinces, torceduras, recuperación de lesiones, varices etc. Es conocida entre los deportistas la experiencia de los Juegos Olímpicos de Montreal. Frank Medina, entrenador de los Estados Unidos, trató a varios atletas con un linimento hecho a base de áloe vera. Los deportistas sufrían fuertes dolores en el tendón de Aquiles, hasta el punto de temer no poder competir. El tratamiento de Medina no solo les permitió participar, sino que dos de ellos obtuvieron sendas medallas.

Preparado: Consiste en triturar la hoja completa desprendiendo previamente los pinchos. Trocearla y triturarla con una aspirina. Comprobaremos que tras el triturado aparece una espuma. Lo guardaremos en la nevera y una vez reposado procederemos a aplicarlo en la zona dañada, manteniendo al menos durante una hora. Una vez transcurrido ese tiempo expondremos la zona tratada durante diez minutos al aire libre, con el fin de que la zona dañada se oxigene, ya que el oxigeno es fundamental para recuperar lesiones.
En esta pomada natural se encontraran todos los beneficios del áloe vera, entre ellos el poder de la Lignina, que actúa de transportista para introducir las propiedades hasta donde se encuentre la lesión, donde dificultosamente alcance un fármaco..

Corteza fresca:Su uso es recomendado para úlceras, abscesos, fístulas, infección de garganta,   infección bucal -muelas-, uñeros, ojos de pollo en los pies, o en cualquier lugar que exista infección etc.En la corteza la hoja produce Antraquinonas. Los detractores del áloe vera se han centrado en la aloína, hasta el punto de asegurar que son venenosas. Tanto estudios científicos de Rowe y Parks como los posteriores estudios de G.A. Bravo y Aria Luisa D Amico comprobaron las cualidades antibióticas de las antraquinonas (aloina, barbaloina, isobarbaloina y antranoles) presentes todas ellas en la corteza de la hoja de áloe vera. Descubrieron que aisladas y en grandes cantidades pueden resultar tóxicas -como cualquier antibiótico-, sin embargo tal y como se producen en la planta carecen de toxicidad.

Preparado:Consiste en pelar la corteza y al instante colocarla sobre la zona que queramos tratar. Basta con aplicar en la parte exterior cubriendo la zona dolorida, al igual que en el caso anterior la Lignina hará que se adentren las antraquinonas actuando incluso con más eficacia que un antibiótico convencional sin sus efectos secundarios.
       
Corteza seca:
Su uso es recomendado para el estreñimiento, infecciones intestinales -colitis ulcerosa, crohn-. Virus y bacterias internas, etc.

Preparado:
En la corteza seca como exponemos en el caso anterior encontramos antraquinonas y vemos su forma de actuar. Dejamos secar la corteza a la sombra y que además reciba  corriente de aire con el fin de que no se evaporen las antraquinonas. Una vez secas al punto de que con la mano podamos triturarlas, podemos hacer una infusión. Su uso tiene dos variantes:
 Como laxante o diurético: utilizaremos el volumen de una cuchara de postre en un vaso de agua caliente haciendo una infusión. El resultado es un té rojo. Colar y tomar. Recordar tomar en un momento que al hacer su efecto sea adecuado en condiciones de intimidad.
  Como antibiótico: el volumen de una cucharilla de café en un vaso de agua    caliente pequeño con la misma actuación que en el caso anterior. Con esta  medida    evitamos que actúe como laxante y conseguimos que actúe sobre la infección.
PARTES DEL CUERPO
Cuero cabelludo: Su uso es recomendado para la caída de cabello, caspa, dermatitis, soriasis, falta de brillo o elasticida.
En el áloe vera se encuentran componentes esenciales para el cabello: aminoácidos para la raíz -los componentes de la raíz del cabello son similares a los aminoácidos-. Encimas: se encargan de arrastrar y regenerar tejidos dañados -caspa, dermatitis, sporiasis, etc.- Contiene keratina que nos aporta el brillo, color y elasticidad en el cabello. También es conocido su uso como mascarilla del cabello, mezclándolo con clara de huevo.                            Preparado: pelar la hoja y triturar el gel de su interior hasta que quede totalmente líquido. Dejar reposar en la nevera,. Lo filtramos con un pañuelo o colador de tela. Colocamos el liquido conseguido en un envase con vaporizador con el fin de que al pulverizar el contenido pueda alcanzar la raíz del cabello en seco. Mantener sobre el cabello al menos diez minutos, con el fin de que penetre en el interior del cuero cabelludo. Actúa como si fuese un abono para la raíz del cabello. Esta loción evitará la caída, ya que los aminoácidos del áloe vea son similares a los componentes de la raíz del cabello. Las encimas actúan sobre el cuero cabelludo arrastrando las células muertas de la caspa, la dermatitis o soriasis.
Este preparado puede añadirse al champú común a la hora de lavar la cabeza.

Ojos -Colirio.
Protector solar, o de cualquier otra radiación, protege los pequeños capilares del ojo, destruye la acumulación de rayos solares causantes de diversas patologías oculares, como  cataratas, anomalía del cristalino y degeneración de la retina.  El doctor Nelville Barón, oftalmólogo de Secaucus, Nueva Jersey, se muestra convencido de que el áloe vera será el "colirio milagroso" del siglo XXI.
Preparado: su preparación es igual a la anterior, depositándolo en un envase con cuenta gotas. Se ha de conservar en la nevera. Advertencia: siempre que vayamos a utilizar el colirio, sacar de la nevera uso diez minutos antes de ser utilizado, para que tome la temperatura ambiente, con el fin de que el frío no dañe nuestros ojos.
      
Oídos:Dolor, oídos taponados por congestión o catarros, infección, incluso recuperación de audición como se demostró en estudios científicos realizados en Rusia. Preparado: su preparación es igual que las anteriores. Se deposita unas gotas en el pabellón auditivo.

Boca:Llagas bucales, infecciones bucales, gingivitis, como dentífrico. Es muy conocido el áloe vera en casos de cáncer, entre ellos para eliminar las llagas bucales, también para calmar el dolor de dentición en época de dentición de los niños.
Preparado: Pelar la hoja y triturarla hasta que obtengamos líquido. Una vez reposado podemos utilizarlo como dentífrico: poner sobre el cepillo dental y realizar su limpieza con el gel obtenido. Produce espuma como si fuese un dentífrico. Expulsar la espuma. Mantener durante unos minutos sin enjuagar. Obtendremos limpieza y desinfección o cualquier problema bucal. Podemos mezclarlo con un poco de agua y utilizarlo de enjuague bucal. Otra opción es tomar un trozo de hoja -siempre que lleve cortada un par de días, con el fin de que pierda su amargor- desprender los pinchos y pelar una de las partes de la hoja. Dejamos la corteza en la otra parte para que pueda ser cogido por el bebe. Es posible colocarlo en la boca de los niños a la hora de que le están saliendo los dientes: el áloe le calmará el dolor y reducirá la inflamación.

Hemorroides: Internas y externas.
Preparado: El gel de áloe vera para las hemorroides tanto internas como externas es muy eficaz. Para uso externo basta con pelar una de las cortezas de la hoja de áloe vera cortando un filete del gel y aplicarlo sobre la hemorroide: al momento notaremos sus beneficios.
En caso de sufrir hemorroides internas haremos con el gel troceado unos supositorios, que resultan de endurecer las porciones en el congelador, sin que queden completamente congelados con el fin de que el hielo no nos queme, pero suficientemente endurecidos para que pueda ser introducidos en su utilización en el esfinter. Comprobaremos sus resultados en poco tiempo llegando incluso a eliminarlas.                                                                                                                     
                                                                                                                                          
Ingerido: todo uso del áloe vera es beneficioso para el organismo del ser humano, pero ingerido es la utilidad que más y mejor beneficio nos puede aportar.
Preparado: diferentes formas de utilización y conservación.
  • El gel puro: hoja pelada y comer un trozo.
  • El gel triturado: tomar una cuchara sopera al día -se puede acompañar con agua, zumo,etc.
  • En almíbar -para los que les desagrade su sabor-, con azúcar o miel.
  • Triturado se puede mezclar en la ensalada, como aliño etc.

  • Para problemas de circulación: triturar un trozo de hoja con piña natural.
  • Para prevención de cáncer, triturado con un trozo de pepino. Para la recuperación es aconsejable triturarlo además del pepino, con miel natural.
  Aprende para que su extracción y su preparación sea más duradera:
  Basta con pelar la hoja y triturarlo esto seria el gel de áloe vera 100% natural.-(se denomina gel al extracto puro de la planta que no contiene ningún          otro ingrediente- Le aportamos un 2% de zumo de limón y lo mantenemos en un congelador, sin que este llegue a congelarse. Es decir, que quede a punto      de hielo sin congelarse, después lo envasamos en una botella topacio para que el gel mantenga meses de vida.

El consumo de gel de áloe vera es muy importante para la vida del ser humano. Estudios científicos de grandes universidades recomiendan tomarlo desde la lactancia, para el desarrollo y la inmunidad. Es el alimento que más principios activos aporta al organismo: una toma diaria del volumen de una cuchara sopera es suficiente para mantener nuestro organismo en un buen estado. Trabaja en conjunto armónico con los principios activos del organismo produciendo una perfecta regulación.
No debe ser ingerido por mujeres embarazadas: por su poder dilatador puede producir perdidas no deseadas, incluso llegar al aborto.
                                                                                                                                          

Gel en uso externo:
Tal vez la utilización del gel en su uso externo sea lo más conocido entre los usuarios del áloe vera, ante quemaduras, del sol u otras, para heridas, para el acné etc. La opción óptima es utilizarlo triturado: la mayoría de las personas que cultivan una planta en casa, la usa contra el acné o como crema, aplicando la hoja directa. Queda una película tersa, quizá molesta para personas que lavan la zona en cuanto han utilizado el áloe En ese caso,  muchas de las propiedades no actúan.  
Es preferible triturar la hoja pelada y utilizarla en quemaduras, heridas... es ideal para pieles grasas como crema hidratante, para el acné etc.
El gel desaparece, ya que la lignina lo hace penetrar hasta la dermis, aportándole proteínas reproduciendo células. Comprobaremos que la piel queda hidratada. El gel de áloe vera nos aporta un alto porcentaje de protección solar y también tiene poder para eliminar las manchas producidas por los efectos del sol, aumenta el colágeno entre un 6 y un 8 %.
Conclusión: es un alimento externo para la piel.                                                                                                                                           

Crema con pulpa:El gel  de áloe vera es conocido para los problemas de piel, pero en muchas ocasiones no se consigue los resultados esperados, incluso parece que empeora en casos de dermatitis, eccemas, incluso la sporiasis.
Precisamente en el caso de sporiasis está demostrado por estudios científicos con el sistema doble ciego de la eficacia del áloe vera para estas patologías de la piel.
En el año 1966 el Dr. Syed y sus colegas realizaron un estudio doble ciego demostrando la eficacia de la crema de áloe vera en los treinta pacientes del estudio, comprobando que veinticinco de ellos al terminar el estudio estaban totalmente curados. Un error consiste en aplicar en estos casos el gel directo sobre la piel dañada. La tirantez que aporta el gel puro sobre la piel hace que esta se terse, ofreciendo esos resultados negativos. Sin embargo, la  elaboración que  Áloe Vera Artesana ha estudiado desde hace 20 años ha demostrado ser más eficaz que los corticoides, sin efectos secundarios, pudiendo ser utilizada a diario como crema hidratante y nutritiva, incluidas las pieles escocidas de los bebés.                                                                                                                                                                                                                
Crema hidratante:
Una crema hidratante elaborada con áloe vera no debe de llevar agua. Si la hoja de áloe vera se compone de 99,5 % de agua y el 0,5 de sustancia sólida (pulpa), no es necesario aportarle el agua.

En esta crema no suma solo la hidratación que aporta a la piel. En más de una ocasión he escuchado a los varones su reticencia ante una crema para las mujeres. Gran error. No solo ellas tienen piel: la crema de áloe vera es un alimento externo.
Científicamente está demostrado que esta crema atraviesa todas las capas de la piel introducida por la lignina. Le aporta proteínas a la dermis, aumentando la reproducción de células, comprobamos su hidratación al instante, manteniéndola hidratada, aportando protección solar y elimina las manchas de la piel producidas por el sol. Además aumenta el colágeno entre un 6 y un 8 %. Aprende cómo hacer esta crema.                                                                   

Crema con la hoja completa:
Sus efectos son similares a la utilización de la hoja completa, la única diferencia es la comodidad en cuanto a su uso. Dolor, esguinces, torceduras, recuperación de lesiones, circulación etc. son algunas de sus utilidades.

Aceite: Macerar aceite de almendra con el gel pelado y la corteza; para el dolor, masajes, sporiasis cuando esta está extendida en grandes extensiones del cuerpo, como aceite de cuerpo etc.                                                                                                                                      

Alcohol: Macerar alcohol con el gel pelado y la corteza. (Dolor, friegas, desinfección de manos, etc.).                                                                                                                                           
Jabón: la utilización del jabón natural es cada vez más requerido en los hogares. Lo confeccionamos de manera artesanal, al estilo de nuestras abuelas. Sirve como desmaquillador, para la higiene intima, limpieza de heridas infectadas, limpieza en el acné etc.    
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal